FrEnDeEs日本の中国

Château Bonalgue

CHÂTEAU

LOS AÑOS LOCOS
De estos años de la postguerra la historia retiene una profunda renovación del pensamiento arquitectónico y artístico. En Pomerol, se produce una auténtica revolución cultural: nuevos propietarios, nuevas ideas, nuevas ambiciones. En 1924, Jean Baptiste Audy se siente cautivado por este viñedo y adquiere, al pie de la iglesia, unas magníficas parcelas : aquí nace Clos du Clocher. Después vendrán la abnegación y el lento aprendizaje del trabajo de la naturaleza.

UN NUEVO COMIENZO
Un siglo más tarde, la fuerte personalidad de este vino sigue siendo el secreto que sólo comparten algunos iniciados. Los arquitectos bordeleses Fabre/ De Marien han creado un lugar íntimo e inmerso en el corazón del viñedo para desentrañar el misterio. La sala de vinificación más amplia, la bodega subterránea donde trabajamos por gravitación, la cava de cosechas antiguas, conforman una nueva imagen, en armonía con las viñas que lo rodean.

VIÑEDO

SIMBIOSIS PERFECTA
Aunque toda la zona de Pomerol tiene una gran reputación por su terruño, sólo un puñado de châteaux puede jactarse de contar con las famosas arcillas azules en sus parcelas. En Clos du Clocher, Petrus, Le Pin, La Conseillante un “contrato natural” asocia a la viña con su terruño, dando maduración y gran complejidad aromática.

UNA PIZCA DE ORIGINALIDAD
Situado en pleno corazón de la meseta de Pomerol, Clos du Clocher se compone de tres parcelas con una superficie total de 4,60 ha. El Merlot, como es natural, ocupa aquí un lugar privilegiado. Sin embargo, un 30% de Cabernets Francs muy añejos aportan desde siempre un carácter fuera de lo común al ensamblaje final.

NADA SE DEJA AL AZAR
En la viña, los trabajos manuales de poda, deshojado y despampanado, el uso de métodos ecológicos para combatir las enfermedades… hasta los bajos rendimientos calculados pie por pie, todo contribuye al equilibrio natural de la planta, prestando una atención particular a las 3 hectáreas que datan de 1957. A continuación, vienen las vendimias a mano, en cajas especiales, seguidas de una doble selección, antes y después del despalillado.

BODEGA

POCO A POCO ...
Esta bodega de cementoy acero inoxidable, tan típica de la región, puede vinificar volúmenes muy reducidos y adaptarse a la perfección a las características específicas de cada parcela. Como en una cocina a fuego lento, por prensado y remontado, en Clos du Clocher concedemos a cada caldo todo el tiempo que precisa para expresar con plenitud su raza y carácter.

EL VINO SE CONSTRUYE
Además, cada barrica aportará su granito de arena. Puesto que se trata del lugar donde se desarrollan gran parte de las fermentaciones malolácticas y donde se realiza la crianza del vino durante 18 meses, la barrica debe elegirse y fabricarse con rigor, primero por el tonelero y, a continuación, por el equipo de la bodega.

LA HORA DE ELEGIR
Aunque cada “ingrediente” sigue pacientemente su largo recorrido propio, por fin llega el momento de aportar personalidad al conjunto. Los ensamblajes, decididos por el equipo del Clos du Clocher de acuerdo con Michel Rolland y el suyo, perfilarán de manera definitiva la estructura y la paleta aromática de los vinos.

VINO

"Un terruño fabuloso" Robert Parker
"Vinos con una raza extraordinaria" Vinum
¡Para no perder de vista! Jancis Robinson

Clos du Clocher es un vino único, un vino para iniciados en busca de originalidad y fuerza de carácter. Por supuesto, la untuosidad y la potencia están presentes de forma natural, pero sólo hacen más evidentes la elegancia y la mineralidad. La discreción, casi el rigor de los aromas en su primera juventud (2-5 años), deja paso a una inmensa complejidad: frutas negras y violeta del Merlot (6-10 años), pero también especias, mentol, tabaco (12-20 años) y el sorprendente frescor de los cabernets francs, que lo convierten en un vino al margen de las modas.

Descargar

Clos du Clocher